Tras la publicación del estudio de la Universidad de Harvard que calculaba las muertes relacionadas con el huracán María en 4,645, este fin de semana se levantó frente al Capitolio de San Juan una instalación con zapatos en homenaje a cada una de las víctimas. Más allá de los números, cada par de zapatos revela la historia de cada fallecido.

SAN JUAN, Puerto Rico. – Una mujer, de rodillas, deposita un par de zapatos frente al Capitolio de Puerto Rico. Es viernes en la tarde, 1 de junio. A lo lejos, el sol baja en intensidad y el viento trae consigo la sal del mar. Antes, con esos mismos zapatos, un familiar de la mujer caminó en ellos. Era médico y murió por falta de diálisis en días posteriores al huracán María que azotó a Puerto Rico el 20 de septiembre del pasado año. Ahora la mujer saca de su cartera un celular y se conecta con sus familiares que viven en los Estados Unidos. Sostienen una videollamada. Sin embargo, no hablan: lloran.

El pasado viernes, y hasta este domingo, se lleva a cabo un acto simbólico, especie de instalación, que consiste en depositar 4,645 pares de zapatos en homenaje a las víctimas del huracán. El evento nació a raíz de un estudio que realizó la Universidad de Harvard publicado en el New England Journal of Medicine en el que estiman que ese es el número de muertes relacionadas al huracán en un periodo que comprendió del 20 de septiembre al 31 de diciembre de 2017. Al momento de la publicación del estudio, el gobierno de Puerto Rico mantiene la cifra de muertos en 64. Medios internacionales y locales, como el Centro de Periodismo Investigativo, han sido insistentes en que ese número es reduccionista e ilusorio.

Aunque en respuesta a esos cuestionamientos, el gobierno de Puerto Rico le delegó un estudio sobre las muertes a la Universidad George Washington, aún no han ofrecido datos ni estimados.

Read more